Los operadores alojarán sus antenas de móvil dentro de hogares y oficinas

Esto pero las antenas no son dañinas:

El Gobierno tiene previsto regular el desarrollo de una tecnología que dará mucho que hablar a partir del próximo otoño: las ‘femtoceldas’. Se trata de pequeñas antenas de móviles que se conectan con la infraestructura fija de banda ancha de los hogares u oficinas, y que canalizan todo el tráfico celular en sitios donde la cobertura no suele ser satisfactoria, como son los interiores de los edificios.

Ver Noticia Completa: El Economista.es